Socializan reglamento y ley de fomento para la agricultura orgánica

El Reglamento Técnico Centroamericano que fue elevado a consulta internacional recientemente  y una propuesta de ley de fomento para la agricultura orgánica en Honduras, fue socializado por el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (SENASA) con productores, procesadores, comercializadores, representantes de agencias certificadoras y de laboratorios.

Durante dos días, el personal del Departamento de Agricultura Orgánica de SENASA, y de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), de la Secretaría de Agricultura y Ganadería SAG, realizaron un taller de armonización el cual permitió que los involucrados en la agricultura orgánica y agroecológica del país dieran sus comentarios acerca del reglamento trabajado en forma conjunta con todas las autoridades competentes de la región centroamericana.

Durante los actos de inauguración, Wilfredo Fiallos, coordinador Regional de SENASA, expresó que “tuvimos participación de productores, entidades y grupos campesinos a nivel nacional, quienes le apuestan a la agricultura orgánica y su diversificación, con el fin de discutir el reglamento  que nos permita tener criterios homologados  en todos los países de Centro América”.

María Elvia Villanueva, socia de la Cooperativa Coordinadora de Mujeres Campesinas de la Paz, (COMUCAP), de Marcala, La Paz, añadió que “para nosotros es una buena oportunidad el que estemos legalizados en SENASA,  un producto hondureño y nosotros decimos consuma y compre lo nuestro, esto nos ha ayudado a comercializar”.

COMUCAP, esta conformada por 504 mujeres productora de café y derivados de la sábila, ambos productos completamente orgánicos, “nuestro café es exportado a Alemania, Estados Unidos, nuestra marca estrella es Comucafe, gracias al esfuerzo conjunto hay preferencia como mujeres productoras del aromático.

A la fecha  han exportado 8 contenedores cuyo beneficio “para nosotros es muy grande porque contamos con el registro de Senasa y la certificación de Biolatina de Nicaragua, en este momento tenemos 4 certificaciones, la calidad de nuestro producto es garantizado y apetecido”.

En cuanto sábila  procesan la sábila en 8 subproductos y a la producción de sábila cuentan con más de 3 manzanas sembradas y cuyo producto es vendido en suvenir, farmacias, y algunos supermercados, “hemos recibido comunicación de una empresa de España quienes estan solicitándonos el gel para procesarlo y hacer cremas cosméticas de café y  sábila, es importante  dar nuestra opinión sobre este reglamento, el cual vendrá a fortalecernos como productores que trabajamos entorno con la naturaleza, abonos orgánicos y fincas colectivas”.

Por su parte, Carlos Galo, Jefe del Departamento de Agricultura Orgánica de SENASA manifestó, que “esperamos que en un término de dos meses ya podamos tener el documento final, el cual será entregado y que entrará en vigencia, en toda la región”.

De igual forma,  Ángel Aguilar, sociólogo, del  Proyecto Trasnacional, Red de Técnicos para la Solidaridad y la Cooperación Internacional (RE.TE. Ong), dijo que “el productor no se debe ver como aquel que solo esta agachado produciendo sino que también debe opinar, en ese sentido agradecemos que el SENASA y DICTA han tomado el reto de consultar, y consensuar lo que contempla estos dos documentos presentados, este le dará un espaldarazo a la gente para organizarse me mejor y hacer insidencia, de una forma más efectiva.”

En la actualidad trabajan en el tema de agroecología, vinculada a la seguridad alimentaria, nosotros la vemos como una estrategia que puede ser adaptada al cambio climático, y lógicamente por lo menos a garantizar el sustento de las familias”.

El núcleo de intervención de esta Ong es la Paz y Olancho, pero también han articulado acciones con otros productores, familias vulnerables que trabajan fuertemente en la agroecología.

“Hay un elemento muy importante fuerte en esto y es que hay una vinculación muy grande con grupos indígenas en este caso, lenca de la paz, quienes desde su cosmovisión hacen su intervención de agricultura orgánica desde su conocimiento ancestral y eso es importante”,  pronunció Aguilar.

Para José Ignacio Munguía, representante y productor de cacao de la Cooperativa de Producción Agrícola Cacaotera de Jutiapa Ltda., (COPRACAJUL), de la aldea Nueva Esperanza, Jutiapa, Atlántida, manifestó que SENASA es un ente regulador para la certificación, ellos revisan que lo que hace la certificadora sea en base a ley, nosotros nos apegamos al reglamento”.

Asegura, que como Cooperativa en lo que va de este año han exportado alrededor de 25 toneladas de cacao, de calidad A, de las cuales 10 toneladas fueron completamente cacao orgánico, el cual tiene un precio diferenciado del convencional.

El área de producción de cacao orgánico asciende a 50 manzanas y de 45 productores que tiene COPRACAJUL, 17 estan cultivando orgánico, este producto es vendido en el mercado Suizo a través de la empresa Cholas Alba.

“Para cacao orgánico siempre hay un diferencial, como de unos 300 dólares por toneladas, vendimos a 4 mil 100 dólares la tonelada del orgánico y la de  cacao convencional a 3 mil 750 dólares, es decir que obtenernos mejor rentabilidad con el orgánico”.

Munguía, reitero que “debemos estar enmarcados en ley ya que esto nos permite exportar a mercados que pagan mejor, es bueno contar con  un reglamento fortalecido para que nosotros como productores obtengamos mejores resultados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *