Censo de barras y aplicación de ley primeras medidas para contrarrestar violencia en estadios

Tegucigalpa. Realizar un censo de las barras y elaborar el reglamento de la ley para la prevención de la violencia en los estadios se acordó en una reunión entre el presidente Juan Orlando Hernández, autoridades de Seguridad y representantes del fútbol hondureño, en la que se integró la comisión interinstitucional encargada de aplicar esas disposiciones.

La reunión, que se realizó en la Secretaría de Seguridad, tuvo como objetivo principal plantear medidas de seguridad en los estadios para evitar más hechos violentos, como los sucedidos el sábado anterior en el Nacional de Tegucigalpa, que provocaron la muerte de cuatro personas.

El censo de las barras deberá realizarse en el plazo de un mes, mientras que los equipos, la Liga Nacional y la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) analizarán en 15 días la propuesta de reglamento de la Ley Especial Para la Seguridad y la Prevención de la Violencia e Intolerancia en los Estadios de Futbol e Instalaciones Deportivas, aprobada en 2015 por el Congreso Nacional.

Una de las primeras medidas adoptadas en la reunión, tras un análisis entre todos los sectores involucrados, fue la de conformar la comisión interinstitucional que tendrá atribuciones puntuales y será la encargada de determinar si se realizan o no los partidos de alto riesgo del fútbol hondureño, entre otras decisiones.

La comisión está contemplada en la ley aprobada en 2015 y quedó integrada por el comisionado de Policía Francisco Blanco los representantes de la Liga Nacional, Wilfredo Guzmán y Héctor Manuel Zelaya el representante del Gabinete de Prevención, Paz y Convivencia, Feryd Bascha el comisario de Seguridad de la Fenafuth, Saúl Bueso el representante de la Liga de Ascenso, Jaime Irías el delegado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Julio Quiñónez, y los periodistas deportivos Marcial Torres Xatruch y Santos Orlando Morazán Ponce.

La Policía Nacional entregó a los representantes del fútbol, para su análisis, un plan estratégico de acciones puntuales encaminadas a prevenir la violencia en los estadios.

“Quiero reconocer el compromiso de los líderes del mundo deportivo, del fútbol, de equipos y sus representantes, de instituciones deportivas y de Gobierno y queda ya operando esta comisión para el manejo de eventos deportivos y con compromisos puntuales”, dijo el presidente Hernández en una comparecencia de prensa tras la reunión.

Indicó que uno de los consensos puntuales para erradicar la violencia de los estadios tiene que ver con “sacar a las maras y pandillas de las barras del fútbol, porque no podemos como sociedad seguir tolerando esos actos de barbarie contra la humanidad de cualquier hondureño o cualquier ser humano”.

Se ha coincidido, añadió Hernández, en que “debemos atacar la raíz del problema y puntualmente pasa por trazar una ruta y atender al niño desde la familia, las escuelas, colegios y lugares de esparcimiento para generar esa convivencia pacífica”.

El mandatario apuntó que en la reunión de trabajo “todos asumimos nuestra parte son responsabilidades compartidas, pero diferenciadas, y todos las hemos asumido, porque hasta la sociedad debe asumir su parte”.

Hernández explicó que dentro del pliego de medidas a tomar para elaborar un esquema que permita erradicar la violencia de los estadios hay compromisos puntuales y con fechas que deben de cumplirse.

“Uno de esos temas es el censo de las barras. Y se determinó que en un plazo de un mes debe estar realizado, y se puede ir dando por grupos de personas”, agregó.

Dijo que “la Policía, fuerzas de inteligencia y la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas van a hacer una revisión de quiénes son peligrosos y quiénes pueden y no pueden ingresar a los diferentes estadios del país, e incluso no pueden circular por los alrededores de los estadios”.

El titular de Casa Presidencial señaló que la comisión será la encargada de dirimir si se juegan o no los partidos de Liga, especialmente cuando estos sean considerados de alto riesgo.

El uso de los estadios y si van o no los espectáculos -agregó Hernández- dependerá de un ente técnico, que es la comisión, la que tendrá las responsabilidades, y no debe haber discusión una vez que ellos opinen.

Asimismo, adelantó que el Gobierno “está dispuesto a invertir junto a los equipos para poder mejorar las condiciones de las instalaciones, implementación de tecnología, el tema del recurso humano, porque será un esfuerzo conjunto”.

Hernández dijo que se solicitará a los medios de comunicación, a los líderes deportivos, a los que son ídolos o que influencian la opinión pública, “que busquemos parar esa conducta de agresión al ser humano, fomentar el respeto a la familia, el respeto a la persona mayor, a otro ser humano en general”.

“Debemos hacer de los estadios el lugar donde va la familia, donde van los amigos, donde van los rivales a departir tenemos que volver a llenar los estadios, pero en un ambiente de paz y armonía, de tranquilidad, eso es vital para la sociedad”, subrayó.

En la reunión participaron, además del presidente Hernández, el ministro de Seguridad, Julián Pacheco el general director de la Policía, José David Aguilar Morán el titular de la Copeco, Gabriel Rubí, presidentes de equipos y directivos de la Liga Nacional, periodistas deportivos y funcionarios del Gabinete de Prevención, Paz y Convivencia.

En la cita, los distintos sectores expusieron temas inherentes a la seguridad que debe imperar en los escenarios deportivos y además escucharon el plan que presentó la Policía Nacional como una de las medidas iniciales para erradicar la violencia en los estadios.

ResponderResponder a todosReenviar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *