Banhprovi dispone de 2,400 millones de lempiras para atender a las Mipymes

Tegucigalpa. “Es un año de cumplir sueños”, es la frase que utiliza la presidenta del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), Mayra Falck, al referirse al programa gubernamental de apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) que está en marcha en este año 2019.

Para los pequeños emprendedores del país, Banhprovi tiene a disposición 2,400 millones de lempiras, destinados para cajas rurales, asociaciones de productores, cooperativas de productores pequeños, cooperativas de café especiales, de mujeres que producen canastas de vinos, de mujeres que producen telares, entre otros.

“Estamos queriendo llegar realmente a la Mipyme urbana y rural, porque el sector rural necesita dinamizarse con productos no agrícolas, con el objetivo de reducir las migraciones a la ciudad”, dice la titular de Banhprovi.

Los 2,400 millones de lempiras son parte de los 6,000 millones que este banco de primer y segundo piso tiene como objetivo colocar al cierre del año 2019.

“Este es un reto fundamental”, asegura Falck que además agrega que “los préstamos para la Mipymes son más pequeños en relación a otros rubros de la economía del país”.

En Banhprovi las reglas de trabajo están suficientemente claras: es un banco que presta para desarrollar la economía del país, pero el cliente tiene que pagar.

“Estos 2,400 millones de lempiras destinado para las Mipymes los vamos a colocar así: 1,000 millones a través de las cooperativas y los otros 1,400 millones por medio de microfinancieras y los bancos”, detalló la presidenta de Banhprovi.

Los pequeños emprendedores tienen en Banhprovi la mejor opción para adquirir un préstamo y no ser víctima de los intermediarios informales (colombianos y salvadoreños).

“La Mipyme tiene que acudir a Banhprovi o al intermediario que Banhprovi le presta dinero como las cooperativas, porque las condiciones de préstamos se tienen que analizar en todos sus términos”, señala Mayra Falck.

Aclara que crédito no solo es tasa y normalmente el intermediario no formal cobra mensual, mientras Banhprovi lo hace al 10% anual con hasta 2 años de período de gracia (pago de solos intereses).

Acepta que el beneficiario tiene que realizar más trámite y presentar garantía, pero –advierte- al año solo se paga el 10% de interés, o sea, 1% al mes.

Banhprovi está tardando con segundo piso más o menos 32 días para conceder un préstamo, pues se está llevando una bitácora de tiempo por oficial de servicio.

Está comprobado que el intermediario informal presta al 3% por ciento mensual, pero al aplicarlo de forma anual, el microempresario termina cancelando un 36% de interés y el plazo es más corto (un año) sin dar tiempo de gracia.

“Necesitamos que el mundo rural entienda que para inversiones y para producción, 10% es una magnífica tasa, porque es menos del 1% al mes”, insiste la titular de Banhprovi.

En relación a la diferencia de obtener un préstamo por medio de Banhprovi y uno a través del intermediario informal, Mayra Falck, advierte que “es cierto que con nosotros hay trámites y requisitos que cumplir, pero pagar 26% más de interés, yo prefiero hacer los trámites”.

“Debemos de tener cultura de crédito”, consideró.

Asimismo destaca que el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández a través de Banhprovi pretende llegar realmente a la Mipyme urbana y rural, porque –insiste Mayra Falck- el sector rural necesita dinamizarse con productos no agrícolas, con el objetivo de reducir las migraciones a la ciudad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *