Se revisará el gasto tributario porque nos dejaron un país en bancarrota

El titular del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Marlon Ochoa anunció que se va a revisar profundamente todo lo que tiene que ver con el gasto tributario: exoneraciones y exenciones, debido a que Honduras es el país con el gastro tributario más elevado de la región, generando un gran impacto en los ingresos tributarios.

Cuestionó que la política fiscal en Honduras ha sido una política dirigida a beneficiar a las élites y “ese ha sido un pecado decirlo, pero ya no va a seguir siendo pecado”.

Esos beneficios fiscales, señaló que no han tenido una fiscalización debida ni un seguimiento adecuado porque esas exoneraciones tendrían que verse reflejadas en mayor empleo o en un mayor crecimiento económico.

Detalló que el gasto tributario en Honduras es del 6.9% sobre el PIB mientras que en la recaudación tributaria representa un impacto del 40%, sumando un total de 39 millones de lempiras que no se recaudan cada año.

El promedio de recaudación tributaria los últimos años ha sido en promedio de 100 mil millones de lempiras, a excepción del 2020, mientras que el total que se deja de recaudar por exoneraciones de exenciones suma 39 mil millones de lempiras.

País en bancarrota

En general, sostuvo que el Gobierno de Xiomara Castro ha recibido la economía del país “en banca rota”, lo anterior debido a que estamos pagando un servicio de la deuda que nunca en la historia de este país se había pagado, lo que advirtió “implica un gran riesgo en materia de soberanía económica”.

“Las finanzas públicas del Estado deben estar al servicio del pueblo, al servicio de las mayorías y no al servicio de ellos (los acreedores) y deben ser conducidas por la persona por la que el pueblo hondureño escogió para que dirigiera el país que es la presidenta Constitucional Xiomara Castro”, afirmó.

La deuda, explicó que impide tener un control sobre las finanzas públicas por lo que en ese sentido el ingreso tributario, lo que se recauda a través de los impuestos, “son una herramienta fundamental para recuperar esa soberanía económica”.

Dio a conocer que la Secretaría de Finanzas en conjunto con el SAR están revisando el presupuestos de ingresos y egresos que aprobó el Congreso Nacional, “recuerden que se aprobó primero sin la participación de la bancada, ahora mayoritaria, del Partido Libre y sin la participación de la comisión de transición”.

En ese sentido, indicó que están revisando y ajustando las proyecciones de ingresos tributarios también considerando los sacrificios fiscales que van a haber en función de los programas sociales que hubo en materia de combustibles”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *