Advertencia del Departamento de Estado es igual a la que se hace a hondureños para que no viajen a EEUU

Tegucigalpa. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, comparó la advertencia del  Departamento de Estado de los Estados Unidos, a sus ciudadanos, con la que hace a los hondureños para que no emigren a Estados Unidos, ya que en el camino pueden ser víctimas de secuestros, raptos y asesinatos, por la delincuencia común y por bandas del crimen organizado.

Herrera Cáceres calificó los señalamientos del  Departamento de Estado como una advertencia “normal” ya que todo Estado tiene el derecho y el deber de proteger a sus ciudadanos.

“Nosotros vemos la advertencia que da Estados Unidos, como algo normal, desde el punto de vista que todo Estado tiene el derecho y el deber de proteger a sus ciudadanos y velar por la seguridad de su vida y su integridad”, declaró.

Admitió que tampoco se pueden negar los altos niveles de violencia y delincuencia que hay en Honduras.

Para hacer un símil, dijo Herrera Cáceres, puedo decirle que de parte del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y, también, de parte del gobierno, hemos hecho llamados de advertencias a nuestros compatriotas cuando emigran hacia los Estados Unidos.

Agregó que en aras de velar por la seguridad de la vida y la seguridad de los hondureños se les advierte de los peligros que corren de ser víctimas de asesinatos, violaciones, raptos, secuestros  que pueden  ocurrir en Guatemala o en México.

El Departamento de Estado de EE UU renovó, en esta semana, la alerta de viaje de sus ciudadanos a Honduras debido a los altos niveles de violencia e impunidad que, según ellos, persiste en Honduras.

La preocupación del gobierno estadounidense son las altas tasas de homicidios que se registran en el país así como la impunidad con que operan los criminales.

El Departamento de Estado hizo especial énfasis en la situación que se vive en las  zonas urbanas, donde se registra alrededor del 70% de los crímenes contra ciudadanos estadounidenses desde el año 2010.

Además, alerta de las bandas criminales que comenten asesinatos y extorsionan a los que viajan a ciudades como La Ceiba, Atlántida San Pedro Sula, Cortés y Tegucigalpa en Francisco Morazán.

Se estima que en el 2015, La Ceiba registró  un tasa de 104.8 homicidios por cada 100,000 habitantes San Pedro Sula, 110.5, mientras que el Distrito Central  73.3.

El ombudsman hondureño reconoció que en Honduras hay un alto nivel  de impunidad que es necesario combatir.

“Toda la ciudadanía quiere, incluido el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos,  que esos niveles  de delincuencia, violencia e impunidad  se reduzcan sustancialmente”, apuntó.

El agravamiento de la violencia en Honduras es motivada por la delincuencia transnacional, en especial por el narcotráfico,  cuyo país de destino son los mismos Estados Unidos.

Es una responsabilidad compartida, dijo el ombudsman hondureño, por lo que Estados Unidos debería  crear un entorno más propicio para Honduras con mayor asistencia  e informar de los grandes esfuerzos que realiza el país para contrarrestar la  delincuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *