Alerta Verde por ingreso de frente frío

El Comité de Alertas de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), declara ALERTA VERDE por 48 HORAS para
COLÓN, CORTÉS, ATLÁNTIDA e ISLAS DE LA BAHÍA a partir de la 7: 00 de la mañana de este domingo 29 de enero.
La alerta se determina ante el ingreso, la noche de este domingo,  de un frente frío al Litoral Caribe hondureño.
Según análisis del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco, la línea frontal de este frente frío pasará al norte de las Islas de la Bahía, pero la masa de aire polar modificada que acompaña a este fenómeno, afectará el país por un período aproximado de 72 horas.
En este tiempo se generarán vientos fuertes del norte y noroeste, cielo nublado, además se registrarán lluvias moderadas entre la noche del domingo y el día lunes en los departamentos de Cortés, Atlántida, Islas de la Bahía, Colón y Yoro.
Los acumulados de precipitación podrían alcanzar valores promedios de 150 a 200 milímetros en los lugares cercanos a la costa y de 300 milímetros en las montañas cercanas a la costa.
Para el Occidente, Centro y Oriente del país se pronostican también lluvias y lloviznas ligeras intermitentes además de nieblas durante la noche y al amanecer.
Precaución por bajas temperaturas
El análisis advierte también de un descenso significativo de la temperatura a partir del lunes.
Las temperaturas mínimas podrían descender a 16 grados centígrados en el Litoral Caribe, Valle de Sula y Valle del Aguan 6 grados centígrados en el Occidente 13 grados centígrados en el Centro 17 grados centígrados en el oriente y 23 grados centigrados en el Sur.
Los vientos racheados producirán sensaciones térmicas de 3 a 5 grados centígrados menos a las que registren los termometros.
Tendrán además una velocidad promedio de 25 a 35 Kilometro por hora con rachas de hasta 50 kilometros por hora, especialmente en el Occidente, Centro y Sur.
La altura de las olas en la Costa Caribe podría alcanzar de 8 a 10 pies (2.4 a 3 metros) el día lunes. En el Golfo de Fonseca las olas tendrán una altura de 2 a 4 pies (1 metro).
Por lo que se instruye a las capitanías de puerto, regular la navegación de embarcaciones pequeñas, con el fin de salvaguardar vidas y bienes.
La ciudadanía debe tomar medidas de precaución:
Permanecer vigilante de zonas propensas a inundaciones y deslizamientos, particularmente, monitorear los ríos y quebradas que nacen en la zona de influencia.
Limpiar canales, cunetas, tragantes y desagües, con el fin de evitar inundaciones.
Podar árboles, asegurar techos y otros objetos que pudieran desprenderse a consecuencia de fuertes vientos.
Debido al viento, también se debe revisar las instalaciones eléctricas externas, que tengan pegues correctos y el correcto material aislante, con el fin de evitar descargas o corto circuitos.
Usar abrigos y proteger a adultos mayores, menores y personas discapacitadas, cuando se presenten bajas temperaturas.
Restringir la circulación en carreteras interurbanas entre las seis de la noche y las seis de la mañana, porque la falta de visibilidad puede imposibilitar percatarse de daños en los caminos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *