Cifras oficiales demuestran reducción significativa en la tasa de homicidios

En un 18 por ciento se redujo el delito de homicidio y en un 50% ilícitos como la extorsión, el robo y sicariato.

El subcomisionado de policía Julián Hernández Reyes, Director de Comunicación Estrategia de la Secretaría Estado en el Despacho de Seguridad, destacó que la comisión de homicidios se ha reducido en un 18% en lo que va de estos cuatro meses en comparación con el mismo período del 2016.

Reveló que en ilícitos como el sicariato, robo, extorsión y otros de menor cuantía, se ha reflejado una significativa baja de un 50 % en la comisión de los mismos a nivel nacional.

«Es importante decirle al pueblo hondureño que en la actualidad la reacción de la Policía Nacional y otros operadores de justicia aglutinados en FUSINA, en materia operacional e investigativa, ha sido fortalecida en su capacidad técnico-científica y logística, lo que demuestra las últimas acciones policiales contundentes en contra del crimen organizado y común.”, refirió.

En la actualidad hay sectores que no concuerdan con las cifras que manejamos en cuanto a la reducción de la criminalidad y tratan de desinformar dando a conocer cifras, específicamente de homicidio que no concuerdan con la realidad, muchos de ellos son datos estadísticos de 6 años atrás, expresó de manera contundente.

«Los esfuerzos por parte del Estado de Honduras en materia de seguridad han tenido resultados extraordinarios, podemos hacer una comparación en los primeros cuatro meses de este año donde se reporta una reducción del 18℅ en la comisión de homicidios, lo que representa un total de 370 familias que fueron protegidas y que se evitaron el sufrimiento de la pérdida de una familia por diferentes circunstancias”, añadió.

Explicó, que una de las estrategias del Gobierno de la República para esta obtenible baja en los porcentajes de la comisión de delitos, son las nuevas reformas al Sistema Penitenciario que iniciaron con la construcción de verdaderos centros de reclusión con máxima seguridad y el traslado de los reclusos más peligrosos a los mismos, lo que ha demostrado que desde las cárceles se planificaban diferentes hechos contra la sociedad.

Concluyó, que el mensaje a los criminales es que «no importa quién sea que cometa un ilícito, donde este se va a buscar y no vamos a descansar hasta lograr su captura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *