Conapremm atiende a devotos que salen del país para visitar la casa del Cristo Negro de Esquipulas, en Guatemala

Tegucigalpa. La Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) se ha encargado de atender a peregrinos que han salido en romería para postrarse frente al Cristo Negro de Esquipulas, Guatemala.

Los puestos de atención pre hospitalaria y para ofrecer medidas de seguridad a los penitentes que instaló Conapremm para hondureños y extranjeros han permanecido activos durante los últimos tres días.

Las ayudas son coordinadas por la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco).

Los puestos de asistencia funcionan en cuatro fronteras: Corinto en Cortés El Florido en Copán Agua Caliente y El Poy, en Ocotepeque.

En cada uno de estos puntos se ubicó personal de Protección Civil y personal de la Unidad Médica de Emergencia (UME) de Copeco.

Además, hay presencia de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), y el Instituto Nacional de Migración para atender a los feligreses.

El Director de Preparación y Respuesta de Copeco, Oscar Mencía, explicó que el Conapremm ha estado en coordinación con las instituciones de primera respuesta, a nivel nacional, para dar el apoyo a la población.

“Para salir del país deben presentar su identidad los niños menores de 21 deben llevar su pasaporte y los que no son acompañados de sus padres deben llevar una autorización firmada y autenticada por un abogado”, explicó Mencía.

Mencía dijo que la noche de ayer martes salió un grupo de personas hacia Estados Unidos, en una supuesta caravana, a quienes también se les apoyó con asistencia humanitaria.

“Porque hay que recordar que la migración es un derecho que tiene la población, pero le pedimos que no lo hagan por los múltiples peligros”, manifestó.

Sin embargo, recordó que las personas que se han aventurado para salir del país deben salir con la documentación requerida, además que deben tomar sus propias medidas de seguridad.

El funcionario explicó que la Fuerza de Tarea que vigila la migración de hondureños, al hacer un recorrido la semana anterior, en la frontera entre Estados Unidos y México, encontró 27 mil compatriotas que permanecen varados, desde hace un año este número de compatriotas permanecen a la espera de un asilo sin respuesta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *