Congreso debe ratificar tratado que generará empleos, oportunidades para empresas y repotenciará Canal Seco

Los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández, y de Nicaragua, Daniel Ortega, han exhortado a El Salvador a adherirse al Tratado Integracionista del Bicentenario, que debe ser ratificado por el Congreso Nacional y generará múltiples beneficios económicos, de empleos, sociales, de paz y seguridad en el Golfo de Fonseca y el Océano Pacífico.

Dichos beneficios abarcan la generación de empleos, oportunidades económicas para las micro, pequeñas y grandes empresas nacionales e internacionales, el desarrollo de la pesca en zonas de ejercicio soberano, tanto en el golfo como en el Pacífico, y proyectos de desarrollo nacional y regional que favorecerán a la población costera, entre muchos otros.

Además, se generarán oportunidades de desarrollo de infraestructura como un futuro puerto en Amapala y un puente entre la Isla del Tigre y Coyolito, en tierra firme, que permitirán a Honduras tener un Canal Seco propio, producto del sistema logístico construido en la Administración Hernández.

El tratado ratifica el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, de 1992, al reconocer los espacios marítimos de Honduras y Nicaragua en la Bocana del Golfo y en el Pacífico.

El acuerdo de límites fue suscrito en Managua el 27 de octubre de 2021 por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, y es un instrumento que permite un ambiente de paz y favorece el desarrollo del Golfo de Fonseca.

La Asamblea Nacional de Nicaragua ya ratificó el tratado, mientras que el Congreso Nacional de Honduras todavía no lo ha hecho, aunque el presidente Hernández ha pedido a ese poder del Estado que lo apruebe.

“Hoy llamo a todos los hondureños, y particularmente al Congreso Nacional de la República, a que los 128 diputados hagan patria votando unánimemente por ese tratado que por décadas hemos venido trabajando los hondureños y que finalmente logramos que Nicaragua reconociera que ese derecho nos asistía siempre”, expresó el mandatario el 10 de diciembre pasado.

Después de que el Tratado Integracionista del Bicentenario sea ratificado por los congresos legislativos de Honduras y Nicaragua, deberá ser enviado a la Secretaría de las Naciones Unidas para que este sea registrado y que la soberanía hondureña quede firme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *