Copeco realiza estudios para determinar causas de deslizamientos en zonas de riesgo

Tegucigalpa. La Dirección de Gestión de la Prevención de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) desarrolla un estudio geofísico para determinar las causas que están provocando deslizamientos del suelo en la colonia Villanueva y otros sectores de la capital.

El personal técnico de prevención ejecuta el análisis para certificar qué es lo que genera ese evento y que luego se determine y sugiera el tipo de obra de mitigación que se realizará en ese sector.

El trabajo se desarrolla en el marco del Programa de Adaptación Urbana al Cambio Climático en Centro América-Componente Honduras, que es parte de un convenio suscrito por Copeco con la Alcaldía del Municipio Central, que tiene previsto la ejecución de obras de mitigación.

El programa es financiado con fondos de Alemania, a través del Banco KFW y una contraparte de la alcaldía capitalina, y una de sus primeras fases es la preparación de perfiles de proyectos para determinar las distintas amenazas en colonias y barrios de alto riesgo de la Capital.

En el marco del programa, se tiene contemplado la realización de estudios en 31 zonas de riesgo en ciudad, de las cuales Copeco ya realizó los dos primeros en las colonias Izaguirre y Nueva Suyapa.

Actualmente el personal de Copeco lleva a cabo el estudio en el sector siete de la colonia Villanueva, con el que se pretende establecer las condiciones del suelo mediante un tomógrafo digital que se utiliza en este tipo de evaluaciones.

El director de prevención de Copeco, Gonzalo Funes, explicó que en este lugar se hace el estudio geofísico porque se han estado presentando deslizamientos de laderas que ponen en riesgo a los habitantes del sector.

“Este estudio lo que hace es determinar las condiciones del suelo y cómo se está comportando, para llegar a concluir qué es lo que está produciendo el deslizamiento, si es por saturación por agua o una fractura debido a una falla”, explicó.

Según Funes, lo recogido por el tomógrafo será evaluado por el geólogo y el geo técnico de Copeco que analizarán los datos que arroje para luego dar su informe detallado sobre las causas del deslizamiento.

El tomógrafo digital realiza diferentes lecturas mediante tendidos de cables que se colocan entre 200 a 400 metros a lo largo del suelo y por medio de electrodos se le inyecta electricidad, explicó el ingeniero.

Con esta electricidad, el tomógrafo recoge información mediante las mediciones del lugar y así conocer las condiciones que tiene el subsuelo y qué es lo que lo que está causando el deslizamiento, puntualizó.

Finalizó apuntando que una vez realizada la evaluación del sitio y terminado el estudio técnico de campo, los ingenieros y geólogos analizarán los datos entregarán informe, tanto a la comuna capitalina como a los cooperante, con la sugerencia del tipo de obra de mitigación que se desarrollará en la zona.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *