Cuando la innovación se convierte en solidaridad

Ante la situación sanitaria que en todo el mundo se vive, muchas empresas se han visto en la necesidad deinterrumpirsus operaciones con el objetivo de responder a las disposiciones de las autoridades y proteger a sus colaboradores sin embargo, hay muchas otras que, por el rubro al que pertenecen, han continuado trabajando y produciendorecursosindispensables para la población. Uno de estos rubros es la industria del plástico que, diarimante, produce empaques y bolsas para guardar la inocuidad y preservar muchosproductosalimenticios.

Termoencogibles, empresa salvadoreñaproductora de artículos plásticosconpresencia enGuatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, Vietnam y Estados Unidos,encontró en esta situación una oportunidad para convertir un materialcomúnen una herramienta de protección de la vida humanay, recientemente, a través de una transmisión en Facebook, compartieron esta historia con Centroamérica.

Diferentes comitivas de la empresa se encontraban fuera de El Salvador, cuando se establece en el país una cuarentena obligatoria para todos los que regresasenal territoriosalvadoreñoDiego y Ernesto son dos colaboradores que formaban parte de estas comitivas y tuvieron que cumplir con las medidas de cuarentena a su regreso.

En las instalaciones del centro de contención en que cada uno se encontraba,identificaronlas necesidades quelosmédicos tenían de proteger su cuerpo al contacto físicoparaevitar contagiosy, ante la escasez de insumos de protección,tuvieron una idea: desde su estado en cuarentena,diseñaronun prototipo de bata médica y guante de protección a partir de bolsas de plástico, estos prototipos se perfeccionaron junto con el apoyo de todo el equipo de Termoencogibles y, así,nacióla iniciativa #HéroesSolidarios, donde la empresa reconvertiría parte de su planta para fabricar trajes para los héroes de la pandemia, el personal médico.

Termoencogibles transformó dos de sus líneas de producción de empaque y bolsas plásticas, en líneas para la elaboración de gabachas y guantes. Lo anterior requirió que el equipo trabajara contra el relojajustandolas especificaciones para las máquinas, reconfigurando las cortadoras y construyendo nuevos moldes para elaborar estos productos y así suplir la demanda del gremio médico.

Ala actualidad, la empresaha producido más de300 mil unidades deprotección, los cualeshan sido donados al sector salud en El Salvador y Guatemala, esperan continuar con este apoyo en países como Honduras, pues reconocen que,en la colaboraciónentretodos los sectoresde la sociedad, se encuentralamayor fortaleza para combatir la pandemia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *