Fortalecen capacidades sobre Principios de Protección Humanitaria

Con el objetivo de fortalecer los conocimientos, habilidades y actitudes de autoridades nacionales y personal humanitario, de cooperación y derechos humanos sobre los Principios de Protección, para poder integrarlos en todas las fases de preparación y respuesta a desastres (prevención, mitigación, preparación, respuesta y recuperación), se llevó a cabo en San Pedro Sula el “Taller Principios Humanitarios de Protección”,  dirigido a miembros del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Sinager).

El taller abordó el desarrollo que pueden desempeñar los actores involucrados en la gestión integral de los riesgos y en la protección de las personas expuestas al riesgo de desastres, para garantizar que a los hondureños afectados por una emergencia se les  trate con dignidad y se respeten los derechos como se enuncia en el  Artículo 4, numeral 10 de la Ley del Sinager, así como en la Carta Humanitaria del Proyecto Esfera.

La actividad forma parte del  Plan de Acción DIPECHO 2016 – 2017 denominado  “Protegiendo grupos vulnerables en la Preparación y Respuesta de desastres, por medio de la Incorporación de Principios de Protección” y busca crear una cultura en torno al tema de la protección de derechos humanos, durante la preparación, como al momento de brindar  respuesta  en la emergencia.

El Proyecto que se desarrolla en El Salvador, Guatemala y Honduras se ejecuta a nivel comunitario para reducir la doble vulnerabilidad, ya sea por fenómenos adversos o por violencia social el Consejo Noruego para Refugiados ejecuta proyectos en Tegucigalpa y en  San Pedro Sula en  el bordo Santa Ana I, a través de la Comisión de Acción Social Menonita (CASM), donde se fortalecen las capacidades de los comités de emergencia local con el fin de desarrollar acciones de protección y mitigación  en la comunidad.

Asimismo, el proyecto es apoyado por la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, en el marco de las alianzas estratégicas con El Consejo Noruego para Refugiados en conjunto con el Consorcio Plan Internacional y Save the Children.

Copeco trabaja en garantizar que las organizaciones miembros del Sinager, lleven a cabo su labor enfocados en que las personas afectadas por desastres tengan los mismos derechos y libertades que se les reconocen a los demás habitantes en el país, y por lo tanto, no deben ser objeto de discriminación.

Las personas afectadas por desastres, enfrentan múltiples desafíos en materia de derechos humanos después de un desastre, como: falta de seguridad y protección, acceso desigual a la asistencia, bienes, servicios básicos y discriminación en la prestación de asistencia, abuso, separación de la familia (especialmente para los niños, personas con discapacidad y otras personas que dependen del apoyo de su familia para sobrevivir).

También: pérdida, destrucción de documentación y dificultades para reemplazarla, mecanismos ineficaces para la retroalimentación y presentación de reclamos, acceso desigual al empleo y oportunidades de sustento, reubicación forzosa, regreso o reasentamiento peligroso o involuntario de personas desplazadas por el desastre, rechazo y explotación infantil, entre muchas otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *