Gobierno pone a disposición 1.200 millones de lempiras en financiamiento para vivienda media

Tegucigalpa. El presidente Juan Orlando Hernández relanzó el programa de financiamiento de viviendas “El Sueño de ser Dueño”, disponiendo de 1.200 millones de lempiras para continuar impulsando la construcción de viviendas clase media a nivel nacional, con una tasa atractiva y única en el mercado financiero del 8.7 por ciento.

Los fondos provienen de un fideicomiso del Banco Central de Honduras (BCH), que será administrado por el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi).

El presidente Hernández destacó las bondades de “El Sueño de ser Dueño”, que ha llegado a generar empleos y desarrollo económico en el país.

Además,-subrayó el mandatario-es importante que el pueblo hondureño sepa que el dinero que está poniendo el Estado para poder financiar este tipo de préstamos, que los hondureños sepan que esto nos genera empleo masivo..

Añadió que este programa ha sido exitoso y que en su primera etapa “fue tanta la velocidad con que se movió este producto financiero que nos quedamos sin recursos, pero afortunadamente con el apoyo del Banco Central de Honduras, Banhprovi, ya se normalizó”, y ahora se desarrollará la segunda fase.

“Y queremos decirle a todos aquellos desarrolladores de proyecto a todos aquellos hondureños y hondureñas que han tenido ya la oportunidad de hacer sus trámites: los recursos están ahí para que se puedan mover hasta el fin de año., dijo Hernández en comparecencia de prensa.

Apuntó que estamos hablando de que van a alrededor de 5.000 nuevas viviendas sólo de clase media luego, de igual manera se han construido 20.000 viviendas cuando hablamos de que quienes solicitan los préstamos son de uso de un salario mínimo, a dos, a tres o cuatro..

Según las autoridades de Banhprovi, se proyecta que a través de este nuevo financiamiento se puede beneficiar a 1.100 familias con el otorgamiento de igual número de préstamos.

“Estamos hablando de que ahora la construcción de vivienda ha desplazado a otros tipos de construcciones como comercio y otras cosas. Esto quiere decir que el hondureño ya está buscando tener su propia casa y la está teniendo., expresó el jefe de Estado.

Hernández manifestó que “nos sentimos orgullosos como hondureños yo quiero reconocer a la banca y cooperativas, han hecho un extraordinario trabajo”.

“Esto nos va a generar miles y miles de empleos y mejores oportunidades de crecimiento económico”, aseveró el mandatario.

A través de la primera etapa de este programa de financiamientos atractivos para la vivienda clase media, Banhprovi, del 2018 al 2019, logró beneficiar a 3.618 familias, con igual número de créditos por un valor de 4.182 millones de lempiras, reduciendo la brecha del déficit habitacional.

Los beneficiarios de los créditos para viviendas obtuvieron una tasa preferencial del 8,7 por ciento, subsidiando el Gobierno tres puntos porcentuales, lo que en valores absolutos representa un ahorro en el bolsillo de las familias en el pago de las mensualidades de 3.179 lempiras.

Como un complemento a la tasa del 8.7 por ciento, el Gobierno invirtió en los dos últimos años 863 millones de lempiras los fondos resultaron insuficientes debido al éxito del programa de impulso de la vivienda clase media mediante financiamientos atractivos.

En el marco de la política de financiamiento e inclusión financiera, el Gobierno del presidente Hernández busca atender a las familias de clase media que nunca habían podido adquirir su vivienda propia mediante tasas atractivas.

Igualmente el Gobierno mantiene su interés de impulsar la industria de la construcción, incentivar a los desarrolladores de viviendas y fomentar la generación masiva de empleos. Además, se visualiza generar un efecto multiplicador en la economía local, con la compra-venta de los materiales de construcción.

Se resalta que en los últimos años, como parte de la estrategia del Gobierno, la industria de la construcción reporta un importante crecimiento, lo que se refleja en su aporte significativo del Producto Interno Bruto (PIB).

Entre los avances relevantes en la administración de los fondos de la tasa preferencial para la adquisición de viviendas media y social, se logró impulsar un 43 por ciento el acceso para la construcción de viviendas para las mujeres, reduciendo la brecha histórica de desigualdad con la inclusión de género.

Asimismo, el 88 por ciento de los beneficiarios del programa han destinado su crédito para la construcción de viviendas, lo que generó mayor cantidad de empleos y venta de materiales de construcción.

Se destaca que el 34 por ciento de los beneficiarios con los créditos ya concedidos son personas entre 20 a 30 años de edad y el otro 44 por ciento son personas entre las edades de 31 a 40 años, lo que representa una alta inclusión financiera para las personas jóvenes.

ResponderResponder a todosReenviar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *