Honduras y la OEA firman acuerdo que regula privilegios e inmunidades de la Misión de Observación Electoral que vendrá a las elecciones generales

Autoridades del gobierno de Honduras y de la Organización de los Estados Americanos (OEA) firmaron hoy el acuerdo que regulará los privilegios e inmunidades de los observadores electorales de ese organismo internacional que estarán, el próximo 28 de noviembre, en las elecciones generales del país.El convenio, que consta de 16 artículos, distribuidos en seis capítulos, fue firmado por el canciller Lisandro Rosales y el Secretario General de la OEA, Luis Almagro.Por Honduras también estuvieron presentes Luis Cordero Montoya, Representante Permanente de Honduras ante la OEA, y el embajador ante los Estados Unidos, Luis Fernando Suazo Barahona. “Esta firma de este memorándum para la misión de observación electoral tiene mucho valor, hemos tomado la ruta democrática hace ya casi 40 años y esa es la ruta que los países deben transitar, Honduras le apuesta a la democracia siempre”, enfatizó el canciller Lisandro Rosales. Recalcó que el respaldo de la OEA en este proceso es muy importante “porque garantiza que la transparencia y las elecciones limpias son el camino que deben de seguir todas las naciones”.El 24 de noviembre de 2020, Honduras envió una nota a la OEA en donde solicitó formalmente al Organismo que enviará al país una Misión de Observación Electoral para los comicios generales.“Recibimos con satisfacción esta invitación y aceptamos desplegar una misión para observar un proceso electoral de suma importancia para la democracia hondureña”, destacó Almagro.“He dado instrucciones al Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de iniciar los preparativos correspondientes y gestionar la búsqueda de recursos externos para su financiamiento”, agregó. El convenio permitirá que la misión de observadores pueda hacer su trabajo con las máximas garantías de independencia, pero también estipula que deberán cumplir las leyes del país.“Sin perjuicio de los privilegios e inmunidades otorgados, los observadores respetarán las leyes y reglamentos vigentes en la República de Honduras”, cita el artículo 11 del acuerdo, que está fundamentado conforme a lo establecido en la Carta de la OEA, ratificada por el gobierno hondureño el 7 de febrero de 1950.Desde 1963, la OEA ha observado 11 procesos electorales en Honduras, entre ellos, las elecciones generales realizadas en 2017.Ese organismo internacional, a través de la Secretaría General, además brindó cooperación electoral al Congreso Nacional de Honduras para implementar las recomendaciones que dio la última misión de observadores, entre ellas, la elaboración de un diagnóstico y el apoyo para la redacción de una propuesta de reforma electoral.Asimismo, la OEA contribuyó con elementos técnicos que sirvieron de base para la creación de Consejo Nacional Electoral (CNE) y del Tribunal de Justicia Electoral (TJE). Previo a la firma del convenio, el canciller Lisandro Rosales y el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, inauguraron, en la sede del organismo internacional, la Sala Francisco Morazán, en honor al prócer centroamericano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *