Mauricio Oliva: La mejor herramienta que tienen los hondureños es el diálogo

Tegucigalpa. El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, expresó que la mejor herramienta que tienen los hondureños para dirimir las diferencias es el diálogo horizontal, franco e inclusivo.

“Lo importante es que los partidos están dialogando por lo que no hay que dejar de lado esa voluntad que les permita seguir sentados a la mesa”, sugirió.

De igual manera, sostuvo que el Congreso Nacional es el foro en donde cobran vida las reformas electorales, pues por disposición constitucional es la instancia en donde se aprueban, derogan y reforman las leyes.

Cualquier insumo que venga de donde venga, del “diálogo, súper diálogo o medio diálogo, bienvenido al Congreso”, agregó.

Incluso, los aportes pueden venir de instituciones como las universidades, las iglesias, sociedad civil o del empresariado hondureño y siempre encontrarán en el Congreso las puertas abiertas, señaló el diputado nacionalista.

Podrán  presentar  las sugerencias que la Cámara estime convenientes para tener procesos electorales más participativos y más justos, agregó.

Ese es el denominador común de todos los hondureños y en eso todos estamos de acuerdo, por lo que debemos empezar por lo más fácil y terminar por lo más difícil, “pero yo tengo la confianza que lo vamos a lograr”, confió.

Lo importante es que nos sentemos en la mesa respetando las ideas de los demás, pues todos tenemos algo que aportar, planteó Oliva.

“Sobre todo, hay que tener la voluntad y el desprendimiento en que una vez sentados en la mesa, algo hay que dejar ahí”, subrayó.

“Yo estoy muy orgulloso del Congreso, de los diputados, pues se hace el mejor de los esfuerzos para cumplir con las responsabilidades”, subrayó Oliva, esta noche en el marco del “Congreso móvil” que se celebra en Gracias, Lempira.

Obviamente, somos políticos, somos gente que estamos en el foco de la ciudadanía, “pero de todas maneras bienvenida la crítica”, aseguró.

Las críticas hay que recibirla con respeto, con altura  y sobre todo con mucha humildad, sugirió.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *