Presidente Hernández anuncia destrucción del cuartel de Casamata

El presidente Juan Orlando Hernández anunció el cierre y destrucción del cuartel policial de Casamata para levantar en ese sitio un megaparque que sirva de espacio para la diversión de las familias.

Anunció que “vamos a destruir por completo las actuales instalaciones de Casamata, la parte física, y vamos a construir un parque para las familias y los vecinos de ese sector, así como el parque de El Picacho o el del Trapiche, el de la Vega o el que existe en Chamelecón, la gente necesita eso”.

Hernández planteó que con esta medida “nos borramos de la historia eso (todo lo sucedido en Casamata)” y dijo que la Policía Comunitaria podrá acercarse a los vecinos de la zona para garantizar su seguridad.

La Dirección General de la Policía Nacional cuenta con nuevas instalaciones, inauguradas por el mandatario el 4 de febrero pasado en la aldea El Ocotal, Francisco Morazán.

El presidente Hernández destacó la formación de la generación de nuevos policías en Comayagua, La Paz y Tegucigalpa, pero advirtió que el renacer de la nueva Policía debe estar en manos de gente que goce de la confianza del pueblo y del Estado.

En el sector de Casamata, “el parque se haría rápido, en cuatro a cinco meses”, dijo para seguidamente anunciar que próximamente será inaugurado el megaparque de la colonia San Francisco de Comayaguela.

Ante la posibilidad de que el megaparque de Casamata lleve el nombre del general Julián Arístides González, asesinado en 2009, el mandatario aclaró que eso está en manos de la comunidad y habrá que consultarle al respecto.
Sin embargo, indicó que “la mejor distinción que podemos hacerle al general (Arístides González) es que los juzgados, que los tribunales, que el Ministerio Público den con el paradero de quiénes fueron (sus victimarios), hacer justicia y también explicarle al pueblo hondureño de qué madera estaba hecho ese hombre”.

Consideró que la sociedad hondureña debe de comenzar a reconocer estos héroes, y que sean no solamente símbolos, sino que referentes para que los miembros de las nuevas generaciones digan: “así quiero ser yo”.

Depuración y Repotenciación

El presidente Hernández afirmó que la Policía Nacional debe ser depurada, certificada y repotenciada, y agregó que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) no sólo investigará a esta institución, sino también a los operadores de justicia.

“Aquí no hay ninguna otra opción más que depurar la Policía, certificarla y repotenciarla, porque eso es lo que merece el Estado de Honduras”, expresó el gobernante.

La Misión, cuyos delegados llegan mañana lunes a Honduras, contempla “el tema también de investigar operadores de justicia, no solamente a la Policía”, lo cual “acordamos que debe ser una línea fundamental de trabajo de la MACCIH”.

“Esa solicitud es compartida por el fiscal general”, Oscar Chinchilla, apuntó.

Hernández reafirmó que la Policía y otras instituciones públicas tienen abiertas “hasta la última oficina” para colaborar con el MP en la investigación del asesinato de González, en el que supuestamente están involucrados policías.

Ayuda a la depuración

En cuanto a si recibirán protección las personas que denuncien ante la Comisión de Notables para contribuir a la depuración de la Policía, el presidente Hernández dijo que “creo que es una medida oportuna que el Congreso Nacional ha incluido, vale la pena aprovecharlo”.

Agregó que por ahora hay una base de datos que contempla unos 1400 efectivos que van a dejar sus cargos por diferentes razones, un proceso que se agilizar con el juego orden legal más el decreto de reestructuración que recientemente se aprobó.

El presidente manifestó que la Comisión de notables la integrarán 3 personas de reconocida honorabilidad para depurar la institución policial , de las cuales 2 ya aceptaron y está a la espera de la respuesta del tercero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *