Reformas penales deben de ser aprobadas para castigar terrorismo y proteger víctimas

Las reformas al Código Penal deben ser aprobadas por el Congreso Nacional para castigar el terrorismo y para proteger a las víctimas de la delincuencia, reafirmó hoy el ministro de la Presidencia, Reinaldo Sánchez.

“Las reformas incluyen un paquete de leyes no solo en el tema del terrorismo, sino la protección que se les da a las víctimas”, dijo.

Explicó que “después de estos hechos la pregunta es si los testigos tendrán valor de declarar en un tribunal sabiendo de lo que son capaces estos delincuentes, por temor a que sucedan más muertes, y son los extremos que tienen que tomar en cuenta” los diputados.

El funcionario manifestó lo anterior en referencia, entre otros hechos delictivos, a una masacre que cobró la vida de al menos cinco personas y dejó siete heridos entre la medianoche del lunes y la madrugada de este martes en una colonia al oriente de la capital.

Sánchez lamentó que a esta altura se vean intereses políticos partidarios, cuando hay más elementos a tomar en cuenta para aprobar las reformas propuestas por el Poder Ejecutivo.

“No es justo que desde los centros penales sigan saliendo órdenes de asesinatos y masacres”, señaló.

“Y no es justo que los familiares de las víctimas vivan con la impotencia de ir a juzgados a declarar por temor y el delincuente no pague su pena es importante reflexionar porque también es delito rociar de gasolina un restaurante” con el objetivo de incendiarlo, arguyó el funcionario.

Destacó que el presidente Juan Orlando Hernández ha sido enfático al impulsar una serie de reformas que permiten el mejoramiento de la seguridad del país y que los operadores de justicia tengan herramientas.

En el caso de los centros penitenciarios, se necesitan las reformas “porque desde las cárceles se ordenan masacres y la misma autoridad penitenciaria no tiene control, sino las maras”, agregó Sánchez.

Por esta razón, dijo que deben llegar a reformas profundas para complementar el paquete de reformas hechas durante todos estos años y que les garanticen a los operadores que sientan el respaldo para tomar las decisiones.

Añadió que la cárcel de “El Pozo”, en Ilama (Santa Bárbara), es una muestra del cambio y debe servir como espejo para los demás centros incluso, hace algunos días, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) tuvo que aplicar una multa económica a los dos operadores telefónicos “porque no había forma como bloquear la señal en los centros penitenciarios”.

Agregó que hay otros problemas como la mutación del delito y que el respeto de la autoridad en los últimos años se ha perdido.

“Ahora recientemente atacaron al agente militar que resguardaba a uno de los depuradores de la Policía, así como un agente antiextorsión murió en medio de un operativo, lo que indica que la falta de respeto a la autoridad”, señaló el ministro de la Presidencia.

Por tal razón, apuntó Sánchez, si los operadores no sienten protección no desarrollarán su trabajo y no será justo que, para hacer el bien, deba pensar en mil cosas, mientras que el delincuente no se detiene a pensar en eso.

Manifestó que tienen razón quienes dicen que nadie declarará si no siente seguridad por ello, el mal no se le hace al Gobierno al no querer discutir estas leyes, sino que a la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *