Retirarán anillos, cadenas y vestimentas a los reclusos de alta peligrosidad

A 24 horas de haberse aplicado la medida de aislamiento,El Presidente Juan Orlando Hernández reiteró que los primeros 37 reos trasladados a El Pozo, en el penal de Santa Bárbara, ya se han dado cuenta que se enfrentaron y desafiaron a un Gobierno valiente, que tiene la determinación de devolverle a Honduras la paz y la tranquilidad “cueste lo que cueste”.

Ante la reacción de algunos grupos de derechos humanos, que ya han comenzado a cuestionar la medida, Hernández dijo que Honduras tiene derecho a vivir en paz y el Gobierno, en apego a los manuales de procedimiento de las Naciones Unidas para el tratamiento de reos peligrosos, tomará todas las medidas que sean necesarias para que estos cabecillas no sigan ordenando crímenes desde los centros penales.

Los informes de seguridad establecen que más del 80 por ciento de los homicidios múltiples, atentados y actos de terror fueron ordenados por reos desde los centros penales, usando como canal para enviar esas órdenes a sus amigos, parientes y parejas sentimentales que les visitaban.

Los cuerpos de seguridad determinaron que en las comunicaciones a las que tenían derecho desde las cabinas especiales y a través de las visitas, esos cabecillas enviaron mensajes codificados mediante los cuales ordenaban cometer los actos criminales.

Además, de forma indefinida quedan suspendidas las visitas de amigos, parientes y visitas conyugales. Además, quedan suspendidas las comunicaciones telefónicas desde las cabinas especiales, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *