Solamente los mejores oficiales deben ascender

Tegucigalpa. Un periodo de dos a tres meses deben esperar 286 oficiales de la Policía Nacional, para saber si serán ascendidos o no al grado inmediato superior.

Para la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional, «sería inadmisible cometer el error de recomendar el ascenso de oficiales que, meses después, terminen depurados, enjuiciados y hasta extraditados a los Estados Unidos».

Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial, considera que el compromiso de esa instancia es «recomendarle al Presidente de la República Juan Orlando Hernández y al Congreso Nacional, solamente aquellos oficiales que tengan el más elevado nivel de idoneidad para ascender al grado inmediato superior en la institución policial”.

“Solamente los mejores deben ascender, aquí no cabe espacio para quien no tenga un perfil de excelencia y un eficiente desempeño en sus funciones no todos los postulantes tienen asegurado un ascenso, los méritos determinarán si escala o no” dijo Rivera.

El depurador reveló que además de la información contenida en el informe del Consejo General de Ascensos 2015-2016, la Comisión Especial tomará en consideración los resultados actualizados de las pruebas de confianza aplicadas a los aspirantes, la renovación de la declaración jurada de bienes ante el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) que todo policía debe efectuar anualmente y la información suministrada por los órganos contralores del Estado e instituciones operadoras de justicia, sobre casos que involucren a los aspirantes.

Del mismo modo, será fundamental la evaluación del desempeño de estos oficiales y el contenido de las denuncias que en su contra existan en la plataforma ciudadana habilitada para ese efecto o en cualquier entidad estatal.

“Hemos recibido apoyo de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) y de la Dirección General de Medicina Forense, para la aplicación de las pruebas del psicofisiológicas (polígrafo), toxicológicas y psicométricas, mismas que se han realizado de acuerdo a estándares internacionales debe quedar claro que los oficiales que pretenden ascender debieron someterse a las pruebas de confianza a fin de actualizar los resultados de las mismas y garantizar que -de esta manera- su idoneidad, ya que de no hacerlo están condenados a no ser promovidos al grado inmediato superior” expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *