Conoce los riesgos detrás de la tendencia del rejuvenecimiento vaginal

El cuerpo de la mujer es un blanco constante de estereotipos que intentan definir un concepto específico de belleza, y ahora incluso se ha desarrollado una cirugía que te ayuda a poner «bonita» tu vagina.

La labioplastía es una intervención en la que se reduce el tamaño de los labios vaginales, y de tu vagina, logrando que sea más firme y estrecha, como lo es durante la adolescencia. De acuerdo a DailyMail.com la pornografía es la principal promotora de las vaginas jóvenes y la idea de que la zona íntima de la mujer ya no solo debe estar bien, sino también se tiene que ver bien.

Y aunque es una cirugía estética, la labioplastía puede tener varias complicaciones o efectos secundarios que ponen en riesgo la salud de las mujeres, entre los cuales destacan los siguientes.

Hemorragias

Según el HealthCenter.org las hemorragias son el principal riesgo de la labioplastía, pues los labios vaginales contienen muchos vasos sanguíneos que pueden resultar dañados durante la intervención. Además, el sangrado puede continuar durante los días posteriores a la operación si no se tienen los cuidados suficientes.

Infecciones

Al igual que cualquier otra cirugía, el cuerpo de la mujer queda expuesto a infecciones, pero el riesgo aumenta debido a que la zona está más expuesta a fluidos como la orina, el sangrado vaginal, y los flujos que pueden contener bacterias.

Cambios en el color

No todo es color de rosa en la labioplastía, incluso si un experto ha realizado la intervención, el cuerpo de cada mujer es diferente y los labios vaginales pueden cambiar de color y obtener una apariencia extraña.

Cicatrices

El cuerpo de cada mujer cicatriza de una forma distinta, y aunque visualmente los cirujanos pueden ayudarte a reducir las marcas, algunas cicatrices causan molestias como dolor, picazón o hinchazón. Además, pueden causar dolor durante el sexo o complicaciones en el parto.

Pérdida de sensibilidad

Algunas mujeres han reportado una pérdida de sensibilidad en la zona después de la cirugía, debido a que si no se realiza con cuidado los doctores pueden alterar las terminaciones nerviosas de la zona. Y esto puede afectar la vida sexual de las mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *