Modelo del Instituto Nacional del Diabético será replicado, anuncia el presidente Hernández

Tegucigalpa. El presidente Juan Orlando Hernández dijo hoy que el modelo del Instituto Nacional del Diabético, ubicado en Tegucigalpa, será replicado en los hospitales públicos del país.

El anuncio del mandatario se llevó a cabo en el marco del conversatorio sostenido con personal médico y administrativo, así como con los pacientes de centro de atención al diabético.

Hernández exteriorizó que la intención es prevenir la diabetes, pues representa el 60 por ciento de los padecimientos de la población hondureña, ligados también a la hipertensión y otras enfermedades no transmisibles.

“Quiero que enviemos un mensaje claro sobre lo que implica la diabetes en la vida de las personas y fortalezcamos este instituto en el objetivo de convertirlo en un ejemplo para luchar contra estas enfermedades”, apuntó el gobernante.

Siguió contando que “aquí debemos ver la forma de buscar que otras personas no lleguen a sufrir este tipo de enfermedades, porque es algo que se puede evitar”.

En ese objetivo- agregó- queremos que el Instituto Nacional del Diabético tenga las mejores condiciones posibles en la parte de la cura y la prevención.

Añadió que “queremos llegar a todo ese tipo de personas que piensan que nunca van a padecer de diabetes y que no van a tener este tipo de problemas, igual queremos que este Instituto no solo sea referencia a nivel nacional, sino a nivel de la región”.

El jefe de Estado expresó que el instituto por su prestigio y atención servirá de modelo para que se puedan replicar módulos de atención al diabético en otros centros hospitalarios del país.

Esto hilvanado con las clínicas de Honduras Actívate que ya operan en varios hospitales con el propósito de crear conciencia en la población que mediante el ejercicio y la sana alimentación a base de frutas, verduras, carnes blancas y el consumo de agua se puede llevar una vida saludable.

Durante el conversatorio, el presidente Hernández conoció testimonios de pacientes que gracias al Instituto han recuperado sus vidas.

“El país tiene muchos problemas de diabetes y el asunto es que esta enfermedad es como la motocicleta, solo va para adelante y no tiene retroceso, hay miles de personas que sufren y niños y adolescentes que mueren o sufren a corta edad, siendo una enfermedad que se puede prevenir”, señaló Gerardo López, quien perdió una de sus piernas producto de la diabetes.

Agregó que “yo me moría poco a poco y no sabía que tenía diabetes”.

Menciona que “fue un momento duro cuando me di cuenta que era diabético. Sin embargo, aquí he encontrado amor y dedicación en el Instituto y alabamos que usted (presidente) haya decidido acercarse a este hospital y es un gran paso”.

Por su parte, Antonio Noé Medina, quien es un pastor de una iglesia evangélica y proviene de Jesús de Otoro, Intibucá, comentó que “llegué a pesar 220 libras y en una crisis me di cuenta que era diabético. Ese fue un momento amargo”.

“Pido a la gente que no esperen las alarmas para ir al médico. Que asistan temprano y tras casi 20 años sobrellevando la diabetes, lo primero es tener actitud y llevar un tipo de vida saludable, eso es importante”, acotó Medina.

De su lado, doña María Olivera, quien perdió su pie izquierdo, relató que “en mi caso, siempre me sonaban los oídos, tenía mucha sed y problemas en un pie y en eso me dijeron que tenía problemas con la glucosa”.

Siguió contando que “me sentí muy mal y a partir de ese momento es que tuve que aprender a vivir con la enfermedad”.

“Me dijeron que evitara las comidas y el azúcar, que hiciera ejercicios, pero siempre me descuidé y eso fue fatal”, añadió.

Prosiguió que “cuando me dijeron que me iban a cortar dos dedos del pie, sentí que era algo muy difícil y la llaga del pie fue creciendo hasta que perdí dos dedos y luego el pie, eso fue algo muy duro en mi vida y hasta que sufrí eso empecé a cuidarme la diabetes”, subrayó Olivera.

Para finalizar, el titular del Ejecutivo alentó a los pacientes con diabetes a que sigan las indicaciones de los médicos, comiendo saludable y haciendo ejercicio.

“Voy a venir en una o dos semanas para reunirnos nuevamente y ver los requerimientos que tiene el Instituto Nacional del Diabético para buscar su crecimiento en espacio y en operatividad”, remarcó Hernández.

Frases del director del Instituto Nacional del Diabético, Óscar Gómez Medina:

“Buscamos extender a partir de marzo el Instituto Nacional del Diabético en San Pedro Sula y buscando la forma de educar sobre este tipo de problemas. Es algo que vamos a buscar extender a otras regiones del país”.

“Hemos implementado la farmacia al Instituto para que la gente no reclame medicamentos en el Hospital San Felipe, aquí no cabe la gente y entre los planes queremos hacer una segunda planta, así como una clínica de Honduras Actívate para promover estilos de vida saludables”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *