Reparados los drenajes sucios que causaron inundaciones en el Materno Infantil

Las inundaciones suscitadas por las lluvias en algunas salas del Hospital Materno Infantil fueron a causa de los drenajes de agua que estaban atascados, los cuales ya fueron reparados, y no porque el techo estuviera en mal estado, informó hoy el general ® Edilberto Enrique Ortiz, miembro de la Comisión Interventora del Hospital Escuela.

Ortiz explicó que “al realizarse la tormenta se dieron varios problemas de inundaciones, pero fueron reparadas de manera rápida por el personal de servicios generales”.

“El proceso de reparación apenas fue de limpieza de los drenajes., dijo Ortiz, “aunque ese fue el principal motivo por el que se presentaron las inundaciones”, que fue un asunto ampliamente divulgado mediante las redes sociales.

Sobre los problemas ocurridos con el fluido eléctrico, también a causa de las tormentas, explicó que personal de la Empresa Energía Honduras se presentó a realizar las reparaciones respectivas en los transformadores, que eran los que presentaban los inconvenientes.

Falsas divisiones

Asimismo, Ortiz hizo una aclaración pertinente a la denuncia de algunos sectores, sobre que se dividían las salas de contagiados de covid-19 y las enfermedades comunes apenas con una cinta adhesiva.

“No es una sala de covid, sino que es el área de emergencias de cirugía, donde se están haciendo reparaciones para cambiar algunas divisiones, como ser para que los pacientes tengan privacidad”, manifestó.

“En este sentido, yo aclaro al pueblo hondureño: son reparaciones que estamos haciendo en la emergencia de cirugías, para mantener los protocolos adecuados y el hospital siempre se mantenga con los protocolos de bioseguridad., dijo.

Todo el personal con los insumos

El miembro de la Comisión Interventora explicó que en uno de los vídeos divulgados en redes sociales el personal aparece con todos los insumos de bioseguridad, y eso demuestra los esfuerzos que se realizan para mantener los protocolos para todos los colaboradores.

Recordó que el Hospital Escuela es el hospital de referencias a nivel nacional, y aunque pueda haber pacientes asintomáticos, lo único que puede determinar el estado de un paciente es la prueba PCR o las determinaciones que tome un profesional de la medicina.

Incluso reveló que como medida de seguridad se realizan un promedio de 85 pruebas diarias a los colaboradores en el hospital para constatar si hay posibles contagios de coronavirus y hacer cercos epidemiológicos, de ser necesario, entre empleados e incluso familiares.

Sobre la contaminación de tres empleados y las sospechas de otros cinco posibles casos, pese a contar con los insumos de bioseguridad, Ortiz refirió que “el lugar de contagio puede ser en diversos lugares y no necesariamente en el hospital, o en otros lugares de trabajo, como sucede con otros sectores que trabajan en primera línea contra el covid-19”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *