Comayagua lista para engalanar sus calles de alfombras coloridas

La tradición de elaborar alfombras de aserrín durante el Viernes Santo es una costumbre que se lleva a cabo en la ciudad colonial de Comayagua, antigua capital de Honduras.

Miles de ciudadanos de la Comayagua colaboran desde la víspera de la Semana Mayor para culminar con las mejores y más coloridas alfombras de todo el territorio nacional.

Turistas europeos, norteamericanos, centroamericanos, asiáticos y de toda Honduras llegan a la ciudad colonial para presenciar las míticas alfombras que decoran las principales calles de esa zona del país.

Desde niños hasta ancianos ayudan para que esta tradición no muera. Las alfombras religiosas tradicionalmente se confeccionan en este municipio durante la procesión del Viacrucis y el Santo Entierro que atrae a cientos de turistas.

Sin duda, el evento más atractivo es la elaboración de alfombras de aserrín que se lleva a cabo en las calles de la ciudad para prepararle, y hacerle más agradable a Jesucristo el camino rumbo a la cruz. Para ello, se elaboran más de 50 alfombras, las cuales son un esfuerzo de varias familias e instituciones que llevan años realizando este magnífico trabajo artesanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *