Un Orgullo Hondureño reconocido a nivel internacional, El Jardín Botánico Lancetilla


qw

En  Paisajes y sabores continuamos recorriendo  nuestro  hermoso  país, esta vez  nos trasladamos hasta  la zona    norte,  al  departamento de Atlántida,  hasta la ciudad  de Tela  pero    esta vez  no  son   sus paradisiacas  playas   y  sus  cristalinas aguas los que acaparan nuestra atención ni  los exquisitos platillos  que se  pueden  disfrutar   junto a la familia   a  la  orilla  del mar… hoy nos  enfocaremos  en  el  Jardín Botánico  Lancetilla.

El  Jardín Botánico  y Centro de Investigación  Lancetilla, fue fundado en 1926  con el nombre de Estación Lancetilla, bajo la dirección del horticultor tropical Dr. Wilson Popenoe. El lugar de su emplazamiento fue escogido después de considerar extensivamente la diversidad de suelos, clima y otros factores positivos que presentan diferentes áreas en el norte de Honduras. El sitio seleccionado está situado en la boca de un pequeño valle conocido como Lancetilla, llamado así por la pequeña pero muy espinosa palma (Astrocaryum standleyanum) nativa del área. El origen del Jardín Lancetilla data cuando la United Fruit Company fundó el Departamento de Investigaciones Científicas en Tela, con el propósito de estudiar las enfermedades del banano y analizar diversos productos tropicales de valor potencial. Luego se establecieron plantaciones maderables, frutales, ornamentales, medicinales y venenosas que tuvieron estrecha relación con los objetivos de expansión agrocomercial de esta transnacional bananera.

El Jardín Botánico y Centro de Investigación Lancetilla, está conformado por tres áreas principales: la Reserva Biótica, el Arboretum y las Plantaciones Forestales Experimentales. La Reserva Biótica cuenta con 1,281 hectáreas y tiene dos tipos de bosque latifoliado. Cerca de un 85% es bosque primario y 15% bosque secundario. Este último tiene más de 70 años de edad, donde se observan restos de asentamientos humanos viejos y especies como Ochroma pyramidal (palo balsa), Cecropia peltata (guarumo), Orbignya cohune (corozo), entre otros. Con el paso del tiempo se van incorporando nuevas especies como las heliófitas durables, entre ellas Cedrella odorata (cedro), Calophyllum brasiliense (Santa María), y Hyeronima alchorneoides (Rosita).

Según datos manejados por los especialistas, La reserva alberga más de 2,000 especies de plantas, dentro de las que se encuentran aproximadamente 350 especies maderables. Se caracteriza por su gran cantidad de árboles grandes, cubiertos por bromelias, orquídeas, aráceas, helechos y musgos, tanto en el bosque primario como en el secundario.

Es preciso  destacar   que  en este  paraíso se encuentra una colección de orquídeas con cerca de 93 especies, y también un herbario que ha sido bautizado con el nombre de Eusebio Castro. Contiene una colección de muestras botánicas que están representadas por 141 familias con 2 mil muestras. Las colecciones representan, en su mayoría, la flora nativa de la reserva y de la zona cercana de Lancetilla. El herbario está afiliado a la Red Mundial de Herbarios.

Redacción.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *